"Democracy is so overrated"- House of cards (Subtitulado)



Que asumo esta obligación libremente… …sin reserva mental alguna
o propósito de evadirla… …y que… A un paso de la presidencia
y ni un voto emitido a mi nombre. La democracia está tan sobrevalorada. – …lo juro por Dios.
– …que emprenderé bien… …y con lealtad los deberes del cargo
que estoy por aceptar, lo juro por Dios. Felicidades, Sr. Vicepresidente. Bien, sigamos gobernando el país. UNA SERIE ORIGINAL DE NETFLIX Subtítulos por aRGENTeaM
www.argenteam.net Uno de ustedes me reemplazará
como jefe de bancada. Ustedes son los dos favoritos
y sabemos que ambos lo quieren. No te comportas como líder. – Debemos suavizar la retórica.
– Hieres al partido. Sólo respondo a las mentiras
que ha estado diciendo Howard. Esos viajes oficiales existieron.
No lo invento. – ¿Y el nepotismo no es nada mejor?
– No es cierto, y lo sabes. ¿Nombraron tesorero de estado
al esposo de tu hermana? Ex esposo. Y sí. – Son todas tonterías, Howard.
– Caballeros, Bob tiene razón. Esta especie de pelea
saldrá a la prensa… …y el que sea que gane
tendrá mala reputación. Seamos claros y restablezcamos
los modales en la Cámara. ¿Podemos hacerlo? Me sentiría mucho mejor
si se dieran la mano. Gracias. Estoy con él en este momento, Christina. Me voy. Pasaré por tu oficina más tarde. No. Aún no está lista.
Trabajaré desde aquí. – ¿Qué?
– Tusk está en la ciudad. Verá al Presidente en 45 minutos.
Christina me lo dijo. – Negociaciones de la Comisión Conjunta.
– Es lo que dijo. – Christina demuestra ser útil.
– Seguimos en contacto. Comunícame con Cathy Durant.
¿Viene tu gente? Sólo mi nuevo jefe de gabinete. Es el
único que tengo hasta contratar más. ¿Qué se siente estar casada
con el Vicepresidente? Exactamente igual… un poco más fuerte. La secretaria Durant. Cathy. Raymond. Felicidades, Sr. Vicepresidente. Muchas gracias. Le presento
a la secretaria Durant. – Un placer, Sra. Secretaria.
– Hola. Vaya sorpresa. No tenía idea
de que estuvieras en la ciudad. Bueno… Buenos días, señor. – Sr. Presidente.
– Catherine. Acabamos de encontrarnos con Raymond. Muy bien. Adelante. Los registros telefónicos
demostrarán que tengo razón. No hubo registros telefónicos.
Lo sabes. El historial de datos, con el operador. Aunque volvamos a abrir el caso,
lo cual no sucederá… …¿no sabes lo difícil que es conseguir
una orden para información telefónica? Causa probable.
Tráelo para un interrogatorio. – En teoría, tienes jurisdicción.
– ¿El Vicepresidente? Sé que todo esto te suena absurdo,
pero si miran mis notas… – Las hemos mirado.
– Han escuchado. Pero no me han oído a mí. Circunstancial sí, pero creíble. Sé que han reabierto casos
con menos pruebas. Debemos terminar con esto.
Siempre tenemos la misma conversación. No puede ser un accidente. Está bien.
Te mostraré algo. CNN intentó apoderarse de esto y
lo rechazamos por respeto a la familia. ¿El video? ARCHIVO ENCRIPTADO
USUARIO, CONTRASEÑA – No es fácil de ver.
– Quiero verlo. Ella se tropezó o saltó. No saltó. Aquí está, cuadro por cuadro. Hubo dos testigos. Uno fue una mujer de 70 años
con degeneración macular. Sólo vio una borrosidad.
El segundo era el conductor del tren. Dijo que le pareció que se había caído.
Entre los dos y este video… …es todo lo que tenemos. Puedes mirarlo un millón de veces,
pero el caso está cerrado. Deberíamos limitar la agenda
a un par de temas clave. Aranceles aduaneros
a los bienes industriales… …y cuotas de exportación a los
elementos poco comunes de la tierra. Usan las dos cosas
como influencia política. Estoy de acuerdo en que son dos áreas
en las que podemos progresar mucho. Pero me preocupa el aumento
de ciberataques corporativos. Es una búsqueda tonta. Deberemos enfrentarla tarde o temprano. Es sólo cuestión de saber
si queremos enfrentarla ahora. A los chinos
no les gustan las sorpresas. Sólo propongo que usemos las
negociaciones de la Comisión Conjunta… …para sacar el tema amablemente… …preparar el terreno
para la próxima ronda. Soy empresario, no diplomático. Pero soy un empresario con 35 años
de experiencia trabajando en China. Cuando se reúnen a resolver problemas,
no te pones codicioso. Trabajan en un proyecto de refinería… …una empresa de riesgo compartido
en Fujian. Y sería el primero de su tipo. Abrir las puertas para
aumentar la inversión… Los ciberataques amenazan a esas
empresas de riesgo compartido. Hay menos necesidad si los chinos
logran una nueva tecnología… – …del espionaje corporativo.
– Frank, ¿qué te parece? Me acerco más a la idea de Raymond. Si nos opusiéramos con los chinos,
podríamos destruir años de progreso. Permítanme hacerlo despacio
y con suavidad. No me opondré a ellos, señor. Lo último que queremos
es causar problemas. – ¿Qué tienes en mente, Catherine?
– Una agenda sugerida, no una demanda. Será solo con empleados
del nivel medio. No me acercaré. – ¿Raymond?
– Ya hablé de mis preocupaciones. – Con mucha suavidad.
– Tiene mi palabra, señor. Bien. Raymond, ¿quieres almorzar algo? – Me encantaría.
– Gracias, Frank. – Bienvenido al Ala Oeste.
– Gracias a usted, señor. El Presidente es como
un árbol en un campo desierto. Se inclina para donde sopla el viento. Y ahora Raymond Tusk
sopla demasiado del oeste. – ¿Es peluca?
– No. – Se lo ha dejado crecer durante meses.
– Por aquí. Diane dice que le gusta largo. Le dije que no dirá lo mismo cuando vea
el primer rizo de estilo rastafari o… …lo huela. La semana pasada fui a ver a tu hija. – ¿Cómo está?
– ¿Quieres ver una foto? Bien. – ¿Estaba su madre?
– Sí. ¿Están bien de dinero? La tarifa de Greenwoods
aumenta en enero. Catalina tiene miedo
de que no le alcance. Me aseguraré de depositarle más. No hablemos de ella si no quieres. No, está bien. Te agradezco
que hayas ido a verla. Lo siento, Ted. Pensé que
me invitabas a almorzar… – …porque tú…
– No. Es decir, sí. Quiero asegurarme de que
tengan lo que necesitan. Pero no. La razón por la que quería hablarte… – Lorrie Tate.
– Lorrie es amiga mía. ¿Qué hay de ella? Dijo que estabas interesada en la
candidatura para jefe de bancada. No. Ojalá no lo hubiera dicho. – ¿Por qué?
– Porque es ridículo. ¿Lo es? Sólo lo mencioné de pasada. Todo eso de Webb y Buchwalter sólo es… – Un lío total.
– Pero yo no hablaba en serio. Deberías hablar en serio.
¿Quieres hacerlo? No tengo experiencia, Ted. Y no… – ¿Sí o no?
– Sí, por supuesto. Algún día, pero, ¿ahora?
No tengo el dinero. – A menos que uses el mío.
– No puedes desperdiciar tu dinero en… Si le doy mi dinero del Comité de Acción
Política a unos que están indecisos… …redondeo un par de docenas de
compromisos antes de tu anuncio… …eso te convertirá
instantáneamente en contendiente. Dime que es un desperdicio. – Hablamos de cientos de miles.
– No es un regalo de Navidad, Jackie. Si eres jefe de bancada, tengo
una fuerte aliada en el liderazgo. Podría ganar tanto como tú.
Espera un segundo. No sé dónde… <i>¿Cómo te fue? ¿Se la creyó?</i> No sé qué le dijiste,
pero lo influenció mucho. Fue fácil. Te adora como a una hija. Pero será mejor que me nombres
asistente principal. – Debo ganar primero.
– Ted y yo somos dos. Faltan 111. Es bueno que el asistente
principal sepa sumar. Al diablo. Empecemos a luchar
para que seas jefa de bancada. – Esto parece prometedor.
– Connor Ellis. Es fuerte. Buena experiencia. Él es quien sacó al senador Jones
del lío del sondeo de presión. Sí, evitó el Comité de Ética. – Concertemos una entrevista.
– Buscaré un buen momento en el horario. Hablemos del horario.
Creo que debemos ser… …más selectivos con
los eventos que hago. Algunos de estos son restos
de la Sra. Matthews. Podemos cancelar lo que quiera. ¿Qué es esto? Su esposo condecorará a dos generales
de la marina recién comisionados. – Creo que debería ir.
– Bien, dime. Los generales son Alicia Hampton
y Dalton McGinnis. – Llegarán a las 6:50…
– ¿Dalton McGinnis? Sí, ¿lo conoce? Fuimos a la universidad juntos. Lo siento. ¿Dónde estábamos?
¿A qué hora llegarán? – A las 6:50.
– Genial. Me gustaría una lista
de toda la gente que irá. No es tan importante si quedaste afuera,
pero eres la Secretaria de Estado. Tusk no debería definir la política. El Presidente sólo debe instruirte
en lo que debe buscar. – ¿Qué relación tienen?
– Lo ha estado influyendo por años. – Asesor…
– Algo más como un mentor. Alguien cuyo consejo
no es fácilmente descartado. Seguirá retrasando
la guerra informática. – No si la pongo en la agenda.
– Especialmente si haces eso. Tusk no se arriesgará en las próximas
negociaciones de la Comisión Conjunta. Estuviste de acuerdo con él
en la reunión. Si hubiéramos confabulado, él habría
tomado una postura más firme. Quizás en este momento esté convenciendo
al Presidente de cambiar de parecer. Debemos quitar esa opción
de las posibilidades. ¿Cómo? Forzando a los chinos
a enfrentar el tema ahora… …en esta ronda de negociaciones. Le prometí al Presidente con suavidad.
No puedo romper mi promesa a propósito. ¿Y si no fuera a propósito? Cathy, si no te gusta cómo
está puesta la mesa, voltéala. – Estás fumando a escondidas.
– No, es vapor. – Aún así.
– Deberías probarlo. – Adicción sin consecuencias.
– Es todo tuyo. ¿Te quedarás despierta hasta tarde? La ceremonia de mañana en la noche. – No quieres ir.
– Si no es necesario. Yo también odio este tipo de cosas… …pero es mi primera aparición
pública como Vicepresidente. – Bien.
– Gracias. ¿Deberíamos convertir este lugar
en una oficina decente? No es mala idea.
No hay privacidad abajo. Hablaré con el contratista. – Buenas noches, Francis.
– Buenas noches. Señor, Registro del Congreso. ¿Las
negociaciones no eran hasta las 6:00? – No podemos hablar si no escuchan.
– ¿Los chinos desistieron? Dejamos en claro que no
hablaremos de ningún otro tema… …hasta que los ciberataques
patrocinados por el gobierno… …estén sobre la mesa. No quieren oír eso. Señor, ¿qué le dijo a la delegación
china antes de que se fueran? No había nadie ahí.
La Comisión Conjunta es aburrida. – Hoy no.
– Greer está en ello. ¿No es asunto internacional? Necesitamos a un experto
si queremos antecedentes… – …de ciberguerra.
– ¿Tienen alguna declaración? Los chinos no quieren hablar. Y todo
lo que dijo la delegación de EE.UU… – …está en el comunicado de prensa.
– Quiero algo en línea en dos horas. Un seguimiento intenso
la semana entrante. Oye, Lucas… ¿estás bien? Sí, ¿por qué? Llevas la misma ropa de ayer. ¿Sí? No sé qué te pasa en tu vida privada… …pero parece que afecta tu ámbito
de trabajo. Las apariencias importan. No podemos tener un editor
más desaliñado que sus reporteros. Dos horas. Tendrás algo. ¿Sabías que Jackie Sharp
se postula para jefa de bancada? – No, es la primera vez que lo oigo.
– Hablé con Webb. Recibió un correo de Lorrie Tate
sobre mí… …y yo recibí uno
de Dave Holland sobre él. – Lo cual no significa nada para mí.
– Los viajes oficiales, el nepotismo. Tate y Sharp son unidos. Holland está con ella
en el Comité de Asuntos de Veteranos. – Ella usa el poder para protegerse.
– Crees que ella les habló mal. – Nos ha estado manipulando a los dos.
– ¿Cuántos votos crees… – …que podría tener?
– Cerca de 20 hasta ahora. – Así que es la tercera lejana.
– Pero ha estado quitándonos gente… – …a izquierda y derecha. Ayúdame.
– Tienes mi apoyo, Wes. Entonces, hazlo público. Si yo salgo a tu favor,
y Birch sale a favor de Webb… – …te lastimará, no te ayudará.
– Esto es serio, Frank. – Ted Havemeyer la financia.
– ¿Has pensando en hablar con Jackie? – No puedo hacerlo por principios.
– ¿Por qué no? No trabajo con nadie
que apoye Havemeyer. Me hizo lo mismo cuando
me postulé para el Senado. Financió a mi principal opositor.
Estúpido. Es tu decisión, pero si vas
a dejar que un viejo rencor… – …se meta en el camino del progreso–
– No puedo hacerlo. Havemeyer lleva años intentando hacer
que empeore mi posición política. No le daré el gusto. Puedo respetarlo,
pero tengo las manos atadas. Es un tema delicado, pero estamos en
comunicación con el gobierno chino… – …para ver cómo avanzar.
– ¿EE.UU. dará marcha atrás… – …con los ciberataques?
– EE.UU. nunca da marcha atrás… …y menos en temas que son
de alta prioridad para nosotros. Sra. Secretaria, ¿qué le dijo
al jefe de la delegación? La delegación se pasó de la raya. Pero Cathy no podía arrojar
a su gente debajo del autobús. Debería habernos consultado
primero antes de hablar en público. La prensa estaba en su entrada, y el
Presidente estaba en otro hemisferio. No consiento lo que hizo,
pero debía hacer algo. Hizo una llamada por instinto y actuó. Debemos distanciarnos de esto. – ¿Cuándo vuelve el Presidente?
– Mañana en la mañana. – ¿Podemos concertar una reunión?
– Cathy debe disculparse públicamente. ¿La metemos en la sala
con el Presidente? ¿No tendríamos que
unificar criterios primero? – Veré qué puedo hacer.
– Gracias. Tú me hiciste una pregunta antes
de que fuera a buscar mi comida… – …y me olvidé qué…
– Sr. Vicepresidente. General McGinnis. Es un honor. Espero que no le moleste,
al Presidente le gustaría haber venido. – Me pidió que lo sustituyera.
– El honor es mío, señor. – General, ella es mi esposa Claire.
– Encantado de verte, Claire. – Ha pasado mucho tiempo.
– Sí. – Harvard. Éramos compañeros.
– Claire no me dijo nada. Salimos un tiempo.
Bueno, cinco minutos. Los dejo seguir comiendo. Gracias. Me acordé. Curiosamente, en Carolina del Sur, la
cosecha más importante no es algodón. No, es el tabaco. Y la tercera
cosecha más importante es la marihuana. Ahora bien… Lo mantendremos en secreto. ¿Podrían disculparme un momento? – ¿Está sola?
– Sí. Denos unos minutos, por favor. ¿Qué sucede? – Fue él.
– ¿Quién? Primer año. ¿Quieres decir– ¿McGinnis? Francis. ¡Francis! – Por favor, no hagas nada. ¡Por favor!
– No condecoraré a ese hombre. – ¡Debes hacerlo!
– ¡Momento, por favor! – No hay modo…
– Quieren comenzar. ¡Un minuto, por favor!
No merece una medalla. – ¡Hay que pegarle un tiro!
– Te lo ruego. ¡Por favor! – ¡No! ¡Dije un minuto!
– ¡No hagas una escena! ¡Por favor! Tom. Gracias por venir. Pensé que extrañaría
este lugar en cuanto entrara… …pero no es así. Espero que te guste Stella. – Salud.
– Salud. – ¿Cómo anda todo?
– Bien. Bien. – ¿Estás contento?
– No lo he estado ni un día de mi vida. Pero ahora tengo tiempo. Para pensar. Para escribir. – Estoy trabajando en una novela.
– ¿Sí? Es pésima, pero está bien. Genial, Tom. Eso es genial. ¿Qué tienes en mente? Sé que no me pediste que viniera
para ponernos al día. Frank Underwood. En nombre del Presidente, es un
gran honor reconocer formalmente… …la elección de la general
Alicia Hampton como Comandante… …Mando Europeo de los EE.UU… …y al general Dalton McGinnis… …Comandante
del Comando Estratégico de EE.UU. El Cuerpo de Marines de los EE.UU.
ha recibido un gran servicio… …de estos dos… líderes ejemplares. El Presidente y yo estamos agradecidos
por su continuo servicio. – Felicidades.
– Gracias, señor. ¿Crees que estoy loco? No creo eso. Creo que has vivido muchas cosas.
Intentas encontrarle el sentido. – Sé que tengo razón.
– Seguro que lo crees. Es cierto que él ayudó a tapar
el hecho de conducir ebrio. Imagina si uno de tus reporteros
te trajera esta historia. – ¿Podrías imprimir algo?
– No, pero seguirían investigando. ¿Lo harías? Si eres
sincero contigo mismo… …¿no les dirías que
parecería improbable? Tus notas no son convincentes. Los informes policiales
no muestran conexión. – ¿Y los avances especulativos?
– Lo sé. Aférrate a los mismos estándares
a los que aferras a tu personal. Zoe y tú estaban saliendo. Eso creo. Quizá me equivoque. No, sí salíamos. Cuando perdí a mi primera esposa,
no le encontraba el sentido. ¿Quién muere de cáncer
de mama a los 31 años? Quería demandar a los médicos,
al hospital, a todos. Creí que escondían algo. No. El dolor exige una respuesta,
pero a veces no existe una. No pudieron salvarle la vida. Punto. ¿Qué hago? ¿Considerarías ver a alguien? Hay un terapeuta que me ayudó
cuando murió Cynthia. – Puedo contactarte con…
– No necesito ver a nadie. – Lucas.
– Te agradezco que vinieras, Tom. Gracias por la cerveza. Llámame cuando quieras. Cuídate, Lucas. Lo digo en serio. – ¿Planea ir a otro lugar, señor?
– No, pasaremos aquí la noche. Gracias. Sí, señor. Oye. Estoy cansada. ¿Necesita algo, señor? El control remoto. Quiero encenderlo. Está aquí. Gracias. NO HAY CONEXIÓN A RED ¿Algún problema con Internet?
No puedo conectarme. Debimos desconectar el acceso.
No es una conexión segura. ¿Me das un momento, por favor? Cada vez que está aquí,
alguien debe acompañarlo. ¿No puedo estar solo en mi patio? Si dependiera de mí,
señor, pero no es así. Bien, Meechum. ¿Crees que no quiero romper cosas? Sé lo que es esa ira más
de lo que puedes imaginar. – Cuando estaba encima mío…
– No tienes que hablar de eso. No, quiero hablar. Cuando estaba encima mío
yo presionaba mi mano… …con todas mis fuerzas contra su cara. La presioné tan fuerte
que le partí la nariz. Eso no lo detuvo. Me metió la sábana en la boca,
casi no podía respirar. Cada vez que pienso
en ella, forzada así… …la estrangulo, Francis…
para que ella no me estrangule a mí. Tengo que hacerlo. Tenemos que hacerlo. La alternativa… …es insoportable. Debes dormir. No creo que pueda. Entonces regresa abajo. Todavía sentirás el odio en la mañana. Lo usarás. Pero no hacia él. <i>¿Qué comunicaste exactamente?</i> Le dije que planteara la agenda
y temas para la Estrategia Económica… …pero no exigiera nada. ¿Y cómo se tradujo eso
en un ultimátum directo? A veces mis delegados
intentan leer entre líneas. Saben que necesito una negación
convincente para fines diplomáticos. – ¿Por qué no te retractaste rápido?
– Por mi experiencia con los chinos… …dar marcha atrás nos hace
ver débiles. Tenía dos opciones. Perder prestigio o mostrar fuerza.
Elegí la segunda opción. – Bien. Te contactaré pronto.
– Gracias, señor. Comunícame con Raymond
por la línea privada. – ¿Crees que lo haya hecho a propósito?
– Cathy no desobedecería. – No a propósito.
– Raymond, aquí tengo a Frank. <i>- ¿Sólo nosotros tres?</i>
– Sí, buenos días, Raymond. Mis contactos en Beijing me dijeron que
el Ministro de Comercio está confundido. <i>Quiere usar esto como una excusa
para comenzar a apretar los puños.</i> Le doy la espalda a Cathy o la apoyo. <i>- Debe hacer lo primero.</i>
– De acuerdo. Si no se disculpa… <i>…hará que la situación empeore.</i> Y los chinos no lo tolerarán,
Sr. Presidente. ¿Y el error en la comunicación
observado entre mi gabinete y yo? <i>Sr. Presidente, en este momento el
objetivo es retomar las negociaciones.</i> No me preocuparía por las apreciaciones. <i>Frank tiene razón. Seamos pragmáticos.</i> Preocúpese por las apariencias luego. Le diré a Catherine que haga
el borrador de una disculpa. No, debe provenir de usted,
Sr. Presidente. Para que la disculpa signifique algo,
<i>debe venir de la Casa Blanca.</i> Sin duda es lo que mayor
probabilidades tiene de tener éxito. Bien. Entonces, la haré. <i>- Gracias, Raymond.</i>
– A ti, Garrett. ¿Oyeron que aún llama al Presidente
por su nombre propio? ¿Y ese tal Walker no teme la falta
de respeto que eso implica? Señor, discúlpeme si no es el caso,
pero se ve un poco dudoso. – ¿Por qué dices eso?
– Es apropiado el tema que planteó… …sobre la percepción pública.
No quiero que piense… …que descarto sus preocupaciones
con indiferencia. ¿A ti también te preocupa? Hay algo de cierto
en lo que propuso Cathy. Dar marcha atrás es signo de debilidad. Siempre es incierto lo que
puede pasar con los chinos. Pero a veces, no ceder terreno
es mejor que rendirse. A uno lo respetan más
cuando demuestra fortaleza. ¿Cambias de opinión en esto, Frank? Sólo creo que es importante que
haga lo que le parezca mejor. El pueblo de EE.UU. votó por usted como
presidente, no por mí, ni Raymond Tusk. – Te avisaré qué decido.
– Gracias, señor. ¿Crees que ella sea
la elección de Underwood? Él cambió de dirección,
así que es posible. Los dos debemos trabajar
juntos en esto, Wes. – Antes de que nos derroten.
– De acuerdo. Si uno de los dos se retira
y apoya al otro… …eso eclipsará a cualquier
seguidor que ella tenga. Quieres que yo me retire. Veré que tengas mi presidencia
en Apropiación. Lo único que tú puedes ofrecerme
es Ética que nadie quiere. Terminemos con esto, Wes. – Seguro que Webb le ofreció un trato.
– Entonces debemos ofrecerle uno mejor. Estoy pensando en Apropiaciones.
No hay modo de mejorarlo. Salvo Medios y Arbitrios. No dejaré que le des tu presidencia
a un idiota como Buchwalter. Si eres jefe de bancada, eres superior
a él y a todos los demás presidentes. Al diablo los comités. Tendré una línea
directa con el presidente de la Cámara. – No seas testaruda, Jackie.
– ¿Crees que la aceptará? – Quería aceptar un trato de Webb.
– Eres el único al que él más odia. Es tosco, pero no idiota. Sé que no te niegas por lealtad. – Cierto.
– Así que es por Ted. Crees que eres la gran cosa, ¿no? ¿Podemos dejar de lado los egos
y hablar de trabajo como adultos? Quiero algo más que Medios y Arbitrios. Dime. Quiero que se vaya Havemeyer.
No sólo jubilado… …muerto políticamente. Esa elección fue hace 12 años. Fueron 12 años que podría
haber estado en el Senado. ¿Venganza? ¿En serio? Venganza no. Equidad. – ¿Qué harás?
– Buchwalter no quiere moverse. No hay nada que odie más
en la vida que la mezquindad. Podría acercarme a Webb, pero no
tengo suficiente para ofrecerle. Nunca abandonaría.
Es demasiado orgulloso. – No sé bien qué hacer.
– Este es mi archivo sobre Ted. Una hija ilegítima.
La niñera, por supuesto. Se llama Emily Rodríguez.
Diecinueve, parálisis cerebral. Sé sobre Emily. – ¿Por qué estamos conversando de esto?
– Es complicado. ¿La hija? Para mí está bastante claro. Conozco a Ted desde que nací.
Él y mi padre eran muy unidos. – Sí, lo sé.
– Siempre se preocupó por mí. Me hizo entrar en West Point.
Financió mi primera elección. Me agrada Ted.
Siempre ha trabajado en equipo. – Es una desgracia que tenga esta hija.
– Fue un error. Del que siempre se arrepentirá.
Después de que ella nació… …me pidió que la visitara
porque él no podía. – Porque él confiaba en mí.
– Entiendo. Llegaste aquí sabiendo
lo que tenías que hacer… …con la esperanza de que hiciera algo
sorprendente así no debías hacerlo tú. Conozco a la chica. Conozco a su madre.
Esta gente no se merece esto. Te he dado todo lo que puedo. Decidas
lo que decidas es prerrogativa tuya. – Pero quizá te juzgué mal.
– Ted es como de mi familia. Una hija adoptiva
en lugar de una verdadera. – Señor, llegó la Secretaria.
– Gracias. Dile que pase. Discúlpanos. – Está bien.
– ¿No está demasiado largo? Un poco, pero no mucho. – Esta parte, tercer párrafo.
– ¿Sobre las telefónicas? Dime más. De las mayores preocupaciones
de Seguridad Nacional. Que los ciberataques se infiltren
en las compañías telefónicas… …y accedan al historial de
datos de millones de personas. – ¿Como a quién llamaron?
– Sí, y a quién mandaron mensajes… …qué mensaje mandaron,
cuándo, dónde estaban. Todo. ¿Eso es posible? No ha habido violaciones
de seguridad catastróficas. Al menos no las han reportado, pero
parece que los chinos comienzan… …a reclutar mercenarios
en la Internet Profunda… …para lanzar ataques tipo guerrilla… – …que no puedan ser rastreados…
– La "Internet Profunda". – He escuchado al respecto.
– Sí, no, no se puede acceder… …al 96% de internet por motores
de búsqueda estándares. Casi todo es inútil. Pero allí es donde uno
busca cualquier cosa y todo. Pornografía infantil,
lavado de bitcoins… …narcóticos por correo,
piratas informáticos. – ¿Cómo accedes?
– En realidad, es bastante fácil. – Podría mostrarte si quieres.
– Sí, me interesa. – ¿Te molesta si–
– Adelante. Lo primero que necesitas es Tor. Algunos prefieren el I2P, pero a mí
me parece que Tor es mejor. ¿Qué es Tor? Te protege a través de los servidores
proxy y te mantiene anónimo. Te mostraré cómo acceder a los
tablones de anuncios y los IRC. Pero debes tener cuidado cuando
hagas clic. Hay mucha mierda. Durante mucho tiempo, hemos
andado con mucho cuidado… …respecto del tema de la ciberguerra. LA CASA BLANCA RESPONDE <i>La secretaria Durant cumplió órdenes
recibidas directamente de mí.</i> <i>Si los chinos no están dispuestos
a establecer un diálogo significativo…</i> <i>…sobre la propiedad intelectual
de empresas estadounidenses…</i> <i>…además del ataque deliberado a la
infraestructura en línea del gobierno…</i> <i>…entonces eso es prueba de
una mentalidad de doble moral…</i> <i>…que no toleraremos más.</i> <i>Nuestra delegación de la Comisión
Conjunta de Comercio e Intercambio…</i> <i>…fue injustamente
acusada y difamada…</i> <i>…por los representantes
del Gobierno de EE.UU.</i> NEGOCIACIONES COMERCIALES ESTANCADAS
<i>A la República Popular de China…</i> <i>…no la van a amenazar con acusaciones
desdeñosas y no corroboradas.</i> <i>Mientras la Casa Blanca
siga comportándose así…</i> <i>…será imposible toda futura
negociación comercial bilateral.</i> A mí también me tomó por sorpresa. ¿Le dijiste algo ayer,
después de que yo colgara? – No. ¿Has hablado con él?
<i>- Hace unos minutos.</i> Dijo que había hecho
lo que le parecía correcto. <i>No podemos hacer nada para combatir eso.</i> Él no suele oponerse a mi consejo
sin advertencia razonable. – ¿Qué sugieres, Raymond?
– Se manipula fácilmente. – Está claro que no en este caso.
<i>- Debemos solucionarlo.</i> <i>Cuento contigo, Frank.</i> Te refrescaré la memoria. <i>No te debo favores.
Prometí trabajar contigo, no para ti.</i> Con respecto a China,
ambos queremos lo mismo… …así que necesitamos trabajar juntos. <i>Para convencer a Garrett de retractarse. Para apoyar al Presidente
en el camino que ha elegido. Mientras él sigue oponiéndose
a ellos en público. Mientras sigue beneficiándose de un
tropezón en los índices de aprobación. <i>Una postura firme sobre China es bueno.
Y podemos usarlo en beneficio propio.</i> <i>Seamos pacientes y veamos si podemos
suavizar todo en canales extraoficiales.</i> Si no veo resultados, no tendré
paciencia mucho tiempo. – Comprendido.
– Avísame qué tiene para decir Durant. – Sin duda.
– Gracias, Sr. Vicepresidente. Creí que podría oponerse a recibir
ayuda financiera de mi parte. Yo diría que es más
que ayuda financiera. Siempre ha sido el tipo de hombre
a quien se podía comprar. Pero nunca por poco monto. No es la presidencia
lo que lo compró, Ted. ¿A qué te refieres? Te digo esto para que tengas
tiempo de llamar a tu esposa… …y prepares tu declaración. ¿Qué salida tengo?
¿Qué quiere él de mí? No hay salida.
Quiere que sea doloroso. – ¿Le dijiste?
– Solo le prometí… – …que podía hacerlo posible.
– No puedes hacer esto, Jackie. La historia se conocerá mañana. – ¿Qué parte?
– Sin nombres. Sólo que tienes una hija. ¿Has pensado en cómo
repercutirá esto en Diane? – ¿En nuestros hijos?
– Me odio por eso. – Pero me recuperaré.
– ¿Y ella? ¿Emily? – No puedes decir su nombre, ¿no?
– No me sermonees. No has estado en la misma sala que ella. – Tiene el mejor tratamiento existente.
– Sola. Conectada a máquinas. Rodeada de enfermeras
que salen a almorzar. – No sabes lo que he vivido.
– ¿Tú? ¿Y ella? – No puedo hacer más de lo que he hecho.
– Tonterías, Ted. – Podrías haber buscado el modo.
– No me defenderé ante ti. No lo hagas. Guárdalo para tu esposa. Esto no es para castigarte, Ted.
Es más simple. La primera vez que te alenté
a que te postularas… …lo hice porque percibía
lo imparable que eras. Pero nunca pensé que tendría
que ser víctima de tu crueldad. Si vas a ponerme en la horca… …mírame a los ojos cuando lo hagas. Estoy muy agradecida por
todo lo que has hecho por mí. Serás una excelente jefa
de bancada, Jacqueline. Ahora, por favor, sal de mi oficina. ¿Qué haces? Por fin hay silencio. Así es, ¿no? Ahora tenemos nuestra fortaleza. – ¿De dónde vienes?
– De mi oficina nueva. Acabamos de montarla hoy. – ¿Te gusta?
– Es una oficina. Está bien. APODO
DEFENSOR DE DATOS TEMA, NECESITO PIRATEAR
REGISTROS TELEFÓNICOS MENSAJE, EL VICEPRESIDENTE DE LOS EE.UU. Subtítulos por aRGENTeaM
www.argenteam.net

7 thoughts on “"Democracy is so overrated"- House of cards (Subtitulado)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *